La palabra coworking vinculada al mundo empresarial fue utilizada por primera vez en 2005 por Brad Neuberg, un intrépido empresario que creó el primer espacio de trabajo tal y como lo conocemos hoy en San Francisco. Recibió el nombre de San Francisco Coworking Space y abría solo dos días por semana dentro del conocido Spiral Muse, un espacio feminista de un barrio de la ciudad estadounidense.

Sin embargo, en estos últimos años, este concepto ha ido cogiendo una gran fuerza. En la mayoría de las grandes ciudades están apareciendo estos espacios conocidos como coworking y, según varias estadísticas, se prevé que habrá más de 30.500 espacios de trabajo así. Probablemente, el coworking es el nuevo camino para poder fusionar la vida y el trabajo de manera sostenible. Es el eje que dará forma al trabajo del futuro.

Qué es el coworking

El coworking no solo se trata de compartir una misma infraestructura de trabajo, también formar una misma comunidad accesible y sostenible. Estos espacios están para proporcionar un entorno productivo y de colaboración sin limitaciones corporativas. Para aquellas personas que acaban de emprender un negocio un espacio coworking es la mejor opción, ya que ofrece la posibilidad de ampliar o reducir el número de equipos y gastos compartidos, además de ser una plataforma ideal desde la que lanzar un nuevo producto. No obstante, el coworking no solo está destinado a emprendedores, también a otro tipo de empresas que hay que tener en cuenta.

Por ejemplo, para las pequeñas empresas, los espacios coworking son una gran opción porque los gastos son generales, no hay largos contratos de arrendamiento a los que comprometerse y todo lo necesario para poder dirigir un negocio está disponible, desde la sala de reunión hasta la cocina.

Muchos de estos lugares se encuentran en grandes zonas comerciales de fácil acceso, además, como propietario de una pequeña empresa no tendrás que preocuparte en asuntos menores que ya están controlados. También es un gran incentivo para atraer a talentos, ya que los espacios a menudo organizan distintos eventos, talles o almuerzos para que sus miembros de conozcan.

Por su parte, para los autónomos, los espacios coworking equivalen a tener tu propia libertad de dónde y cuándo trabajan con todos los beneficios de un entorno productivo, además de las ventajas que tiene formar parte de una comunidad de personas con ideas afines a las tuyas. Es el lugar perfecto y el antídoto para aquellos que de otro modo se verían trabajando en sus casa, cafeterias o espacios ruidosos sintiéndose aislados.


¿Estás buscando un espacio de trabajo en Las Rozas de Madrid? Os recomendamos nuestro coworking en Las Rozas, con una distribución, localización y luz natural perfectas. Si necesitáis más información, no dudéis en escribirnos a pv.oficinas@gmail.com

Related Posts

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *